Ejercicios Post Parto: Qué, Cómo y Cuándo Realizarlos

foto_blog_ejercicios

Logo Clinica Alemana

Hasta los seis meses del postparto, se recomienda realizar actividad cardiovascular de intensidad moderada inicialmente, para luego ir aumentándola. Debe ser de bajo impacto e incluir ejercicios localizados enfocados en recuperar la musculatura abdominal y la estabilidad abdominopélvica, por ejemplo, se puede hacer yoga, natación y elíptica. Continuar leyendo “Ejercicios Post Parto: Qué, Cómo y Cuándo Realizarlos”

“Mamá, estoy aburrida”

imagen-blog

Todas los papás le tememos a esa frase y en vacaciones de invierno la escucharemos más de alguna vez. Es como si la falta de diversión dependiera de nosotros, los adultos. Pero son infinitos los artículos que hablan sobre los beneficios que trae, para los niños sobreestimulados de hoy, esa situación tan temida: la de estar aburrido. Continuar leyendo ““Mamá, estoy aburrida””

Depresión infantil: la importancia de tratarla precozmente

imagen_blog-3

Logo Clinica Alemana

Un estudio reciente de la Organización Mundial de la Salud –publicado en la Revista Europea de Neuropsicofarmacología–, sostiene que entre 2005 y 2012, la costumbre de recetar antidepresivos en niños se incrementó a niveles alarmantes. La investigación mostró que durante esos siete años hubo, por ejemplo, un aumento del 54% en el Reino Unido y de un 26% en Estados Unidos.

El doctor Alfonso Correa, jefe de la Unidad de Psiquiatría Infantil de Clínica Alemana, sostiene que en Chile también se ha observado un mayor uso de antidepresivos asociado a un alza en el diagnóstico de depresión en niños, debido a varios motivos. Uno de ellos es que hoy existe mayor conciencia de que esta enfermedad puede presentarse en la infancia y las personas reconocen mejor los síntomas, por lo tanto, llevan a sus hijos al médico cuando ven conductas sospechosas.

Otra razón del aumento en el diagnóstico -agrega el especialista- es que hay una mayor prevalencia de este trastorno, debido a que hoy los niños están menos acompañados por los padres durante sus procesos emocionales, a lo que se suman mayores fuentes de estrés y sobrecarga desde el ambiente, por ejemplo, la exigencia académica. “Un tercer factor que explica el incremento es el sobrediagnóstico de depresión en pacientes que no tienen la enfermedad, sino que solo presentan sintomatología depresiva como respuesta a una situación específica, como la adaptación a un nuevo escenario o a una reacción normal frente a un duelo”, precisa.

Cuando efectivamente es una depresión, las causas son variadas, ya que influyen factores genéticos hereditarios que predisponen a esta enfermedad y otros de tipo ambiental.

¿Desde qué edad un niño puede sufrir depresión?

Puede darse desde antes del año de edad, en la medida en que existan experiencias de abandono y falta de reciprocidad en la interacción, junto con la no satisfacción de necesidades básicas, incluido el de soporte afectivo.

¿Afecta más a niños o a niñas?

Antes de la pubertad afecta por igual a niños y niñas, luego, en la adolescencia es mucho más frecuente en mujeres.

¿Cuáles son los principales síntomas a los que hay que estar atentos?

En niños, la irritabilidad es muy frecuente como expresión de la insatisfacción consigo mismos y con el entorno. También hay manifestaciones como tristeza; falta de motivación, iniciativa y energía para realizar actividades, incluso aquellas placenteras; disminución del juego, retraimiento, sueño no reparador y quejas somáticas como dolor abdominal, cefalea, entre otras.

¿Cuál es el tratamiento en estos casos?

Mientras menor sea la edad, mayor importancia tiene la modificación de los factores ambientales y relacionales involucrados en la génesis del trastorno. La acogida, comprensión, escucha activa, empatía y valoración del menor son esenciales.

Si existe realmente depresión, en la mayoría de las situaciones es necesaria psicoterapia. Se realiza psicoeducación emocional a los padres y al menor para reforzar positivamente sus capacidades de manera que crea en sí mismo y se reencante con los aspectos que le generan satisfacción, desde sus propios intereses y habilidades. Cuando se trata de depresiones moderadas y severas, especialmente en mayores de 12 años, también se indican antidepresivos.

¿Qué riesgos tiene no tratar una depresión en la infancia?

Si no se trata la depresión tiende a perpetuarse, con todo lo que ello implica: bajo autoconcepto, peor rendimiento tanto académico como social, menor desarrollo de las potencialidades, aumento del riesgo suicida, mayor frecuencia de cuadros ansiosos y conductuales, continuidad de la depresión hacia la adultez, traspaso de vivencias depresivas a sus futuros hijos, trastornos del vínculo con ellos, etc.

¿Cuáles son los riesgos de dar antidepresivos a un niño de manera innecesaria?

El primer riesgo es no tratarlo apropiadamente de forma integral y que la depresión persista por no realizar una adecuada psicoeducación y una terapia individual. Además, puede haber efectos colaterales de los medicamentos como problemas cardiológicos o gastrointestinales, alergias, desinhibición y aumento del riesgo suicida si no se da en el contexto de una terapia.

Reunión con la profesora: algunas frases que debemos evitar

reunion-profesora

Defender a nuestro hijo es parte de la descripción de cargo de todo papá o mamá. Y cuando la profesora o profesor te llaman para conversar, hay altas probabilidades de que se activen todas nuestras defensas. Pero por su propio bien, debemos evitar entrar en la categoría de apoderado cacho planteándonos a la defensiva o siendo demasiado críticos. Continuar leyendo “Reunión con la profesora: algunas frases que debemos evitar”