Cómo conversar con tus hijos y obtener algo más que monosílabos

foto_blog

Si eres de esos padres que quiere conversar con sus hijos, pero que cuando preguntas “¿Cómo te fue?” te responden, “bien”; o “¿qué hiciste hoy?” y de vuelta llega “nada”, este post es para ti.

Ir a buscar niños al jardín o al colegio e intentar entablar una conversación para saber cómo estuvo su día puede ser algo bastante frustrante. A menos que sean naturalmente parlanchines, es muy probable que las respuestas te dejen insatisfecho y que al cabo de un par de respuestas de sí o no, la conversación termine.

Uno podría quedarse ahí, pero todo manual de crianza moderna dice que debemos saber de la vida de nuestros hijos, conocer a sus amigos, estar atento a sus miedos y necesidades.

¿Les ha pasado que conversando con otros padres se enteran de cosas de sus hijos que ni sospechaban? Y no estoy hablando de nada grave, sino de que fue el único que metió un gol en el partido del recreo, o que cantó frente al curso con gran desplante, y uno no supo.

Conseguir algo más que “bien” o “nada”, supone cambiar la táctica y hacer preguntas más directas.

También supone ir probando qué resulta mejor con cada hijo. Con algunos el momento de ir a buscar no es el más apropiado. En mi caso, Max viene con hambre, reclamando por todo, sólo pensando en echarse y ver un rato de televisión. Ninguna gana de conversar nada. Pero normalmente antes de dormirse, sí quiere compartir voluntariamente sus temas del día.

Por el contrario, Ema, la mayor, suele ser parlanchina y conversadora robándole a sus hermanos toda la atención.

Pero, por lejos, la más frustrante es Lía. A sus casi 4 años, nunca recuerda lo que hizo en el día. Sólo gracias a que el jardín nos envía mensualmente los contenidos y canciones que están aprendiendo, es posible preguntarle algo específico.

Así que he ido desarrollando un set de preguntas que me sirven para ayudarlos a recordar su día e iniciar alguna conversación:

  • ¿Cuál fue la mejor parte del día? (o la peor)
  • ¿Qué dijo hoy el profesor/a?
  • ¿Qué fue lo más rico del almuerzo? ¿Con quién te sentaste a almorzar?
  • ¿Con quién te sentaste hoy? ¿Cómo es ese compañero/a?
  • ¿Qué estás aprendiendo en la clase de …..?
  • ¿Cuál fue la clase que más te gustó? ¿por qué?
  • ¿Cuál fue la clase que menos te gustó y por qué?
  • ¿Con quién jugaste en el recreo? ¿A qué jugaron?
  • ¿Quién llevó la mejor colación y qué era?
  • ¿Quién se portó mal en la clase hoy?
  • ¿Con quién te reíste hoy? ¿Quién hizo algo divertido?
  • ¿Hay algo que te dé susto en el colegio?
  • ¿Qué te gustaría que te dijera mañana tu profesor/a?
  • A qué compañero/a te gustaría invitar a la casa y por qué.
  • ¿A quién quieres ver mañana en el colegio?

La idea es no hacer todas las preguntas de una vez, pero pueden ser un buen comienzo.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.