El dilema del chupete: beneficios y desventajas

foto_blog-1-1

Logo Clinica Alemana

Querido y malmirado por igual. Si bien el chupete es de gran ayuda para los bebés porque los calma frente a situaciones de estrés, también existe la duda sobre su uso, ya que algunos opinan que puede ser perjudicial.

Aquí, la doctora Luisa Schonhaut, pediatra de Clínica Alemana, se refiere a los beneficios y desventajas de este implemento.

Beneficios

La especialista explica que la succión no nutritiva es un reflejo innato del feto y del recién nacido. Entre los efectos positivos que tiene el uso del chupete, está calmar y tranquilizar a los menores de seis meses cuando tienen que ser sometidos a ciertos procedimientos, por ejemplo de tipo médico.

Asimismo, se observa que el uso en prematuros contribuye a reducir el estrés, alivia el dolor, posibilita la transición más rápida de la alimentación por sonda a la succión oral completa y reduce los días de hospitalización.

Estudios sugieren que el uso del chupete podría disminuir el riesgo de Síndrome de Muerte Súbita del Lactante (SMSL). Aunque aún no se sabe bien por qué, esto se debería a que el chupete aumenta los microdespertares, favorece que la lengua se mantenga en posición anterior, y aumenta levemente los niveles de dióxido de carbono y el tono muscular de la vía aérea. Además, incrementa la producción de inmunoglobulina A (IgA), por la succión no nutritiva, y su presencia impide la obstrucción total de la boca y nariz sobre el colchón, un taponamiento que originaría la muerte súbita.

Desventajas

Así como hay especialistas a favor de esta práctica, existen otros que la consideran perjudicial, ya que aseguran que el bebé que toma pecho no necesita chupete y, al menos durante las primeras semanas, no se le debe ofrecer porque hace más difícil que aprenda a mamar de forma eficaz.

El chupete es una fuente importante de mal desarrollo del sistema muscular y óseo de la boca y de la cara, y puede contribuir a problemas con los dientes en el futuro.

Asimismo, hay estudios que demuestran que entre el uso de chupete y lactancia se produce una asociación negativa que afectaría la duración de esta o su exclusividad.

Respecto a esto, el Ministerio de Salud recomienda desincentivar el uso de chupete al menos hasta que la lactancia esté bien instalada (generalmente al mes de vida). Luego, el uso es opcional. También puede utilizarse de forma ocasional. De todas maneras, se aconseja incentivar otras herramientas de consuelo.

¿Hasta qué edad es recomendable?

La doctora Schonhaut indica que a los 12 meses se debe desaconsejar el uso de chupete durante el día, y antes de los 24 meses debería ser eliminado su uso. Para esto, cada niño tiene sus tiempos y debe vivir sus propios procesos. “Lo importante es que a partir del año se restrinja su uso para la noche y situaciones estresantes (como la adaptación al jardín o visita al pediatra), y retirarlo una vez que el niño se duerma o se calme”, afirma.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.