Puerperio: semanas de cambio después del parto

post_alemana

Logo Clinica Alemana

Se recomienda conversar con el ginecólogo o matrona sobre esta etapa para conocer los cambios y enfrentarlos de la mejor manera posible.

Sin duda, el nacimiento de un hijo es uno de los momentos más felices en la vida de una mujer. Sin embargo, no está exento de desafíos físicos y emocionales. A este periodo de cambios se le conoce como puerperio y comprende entre la semana seis y ocho después del parto.

Durante este tiempo ocurren una serie de procesos anatómicos, funcionales y psicológicos que permiten la regresión paulatina de todas las modificaciones producidas durante el embarazo, a excepción de la glándula mamaria, que está en su máximo desarrollo y actividad durante este periodo.

Para conocer estos cambios y enfrentarlos de la mejor manera, se aconseja conversar con el ginecólogo. Las alteraciones más frecuentes son:

Dolor

Después del parto o cesárea, se sienten molestias propias del proceso, asociadas a la herida operatoria o episiorrafia, las que son evaluadas y tratadas por el equipo de enfermería, de acuerdo a las indicaciones médicas o acciones de apoyo terapéutico. Es por ello que se le consulta a la paciente, frecuentemente, sobre la percepción que tiene del dolor, esto en escala de 0 a 10, lo cual permite objetivar la necesidad de manejo.

Escalofríos

Son frecuentes en esta etapa y pueden deberse a una respuesta por el desgaste muscular, dado el esfuerzo físico que implica el trabajo de parto natural. Esta manifestación cesa a las pocas horas del nacimiento. Durante la “bajada de la leche” (tercer a cuarto día del postparto), también se puede experimentar sensación de escalofríos o la temperatura puede ascender ligeramente. Estos síntomas deben ser manifestados al equipo de enfermería para su evaluación.

Retención urinaria

Se puede presentar durante los primeros días después del parto, producto de la presión ejercida por la cabeza fetal en el descenso por el canal del parto. Consiste en la falta de eliminación espontánea de parte de la orina.

Loquios

Es la secreción sanguinolenta eliminada a través de los genitales después del parto. No tienen mal olor y se producen en cantidad variable. Inicialmente, presentan características similares a una menstruación, pero al cabo de unos días disminuyen en cuantía y varían de color rosado a blanquecinos. Los loquios se mantienen hasta alrededor de 20 días luego del parto.

Entuertos

Son dolores pélvicos producto de las contracciones uterinas que se generan al momento de la lactancia. Estas contracciones fisiológicas favorecen la retracción del útero y evitan las hemorragias.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.