Si tu guagua no para de llorar, prueba esta técnica

bebé envuelto y tranquilo

Le diste de comer, le cambiaste el pañal, revisaste su ropa, sabes que no tiene fiebre, y la estás paseando hace rato, pero tu guagua, sigue inquieta, llorona y no logra quedarse dormida. Es hora de probar la técnica de las 5 S para tranquilizarla.

La técnica de las 5s la conocí con mi hija menor y cuando probé lo buena que era, me pregunté por qué nadie me la había enseñado antes. Después de usarla logré que los primeros meses durmiera ¡más de 4 horas seguidas! 

Es una técnica sencilla, pero muy efectiva cuando tu guagua llora sin parar y nada parece calmarla. Se basa en intentar imitar la sensación de la guagua en el útero.

Debes seguir 5 pasos que en inglés se escriben con S, de ahí su nombre: envolver (swaddle), poner sobre el estómago (side-stomach position),balancear (swing), silenciar (shush) y chupar (suck).

Los pasos de esta técnica:

  • Envolver:

Para imitar como estaba tu guagua dentro del útero debes convertirla en un “lulo”. Es la clave de toda la técnica. Necesitarás una manta delgada pero firme, siempre de algodón. Debes envolver a tu guagua suavemente dejando su cabeza descubierta, pero guardando sus brazos y piernas; igual que un “niñito envuelto” o rollito primavera. Puede sonar un poco extremo, pero tu bebé se calmará casi mágicamente. Se sentirá tibio y seguro, pues la extensión del mundo exterior puede ser bastante inquietante para un pequeñito que hasta hace poco vivía encerrado. (En la primera parte de este video puedes ver la manera correcta de envolver).

  • Poner sobre el estómago:

Aunque para dormir deben estar de espalda, la mejor posición para calmar una guagua es sobre su estómago. Una vez envuelto, el siguiente paso es apoyar su pancita sobre tu antebrazo y su cabeza sobre tu mano. También funciona si lo cargas sobre tu hombro. Cuando lo hayas calmado y esté dormido, lo pones de espalda en su cunita.

  • Balancear:

En el útero se movía todo el tiempo. Imagina cuánto lo haría mientras subías o bajabas una escalera. Aprovecha que lo tienes de guata sobre tu antebrazo y muévelo de arriba a abajo muy ligeramente. El secreto no es cualquier movimiento, sino un pequeño batido, muy suave, pero rápido y firme. Siempre debes sujetarle la cabeza y el cuello y hacer movimientos pequeños. Nunca, nunca agites a tu guagua con furia o frustración.

  • Silenciar:

A lo mejor ya has notado que con un poco de ruido alrededor tu guagua duerme mejor. Eso de que necesitan completo silencio es un mito. La explicación en simple, en el útero el flujo sanguíneo es un sonido casi tan fuerte como una aspiradora. Pon tu boca cerca de su oído y muy suavemente comienza a hacer “shshshsh”. Lo importante es que sea suave y constante.

  • Chupar:

Es la guinda de la torta para calmar un bebé, porque después de estar en el útero, el mejor lugar es el pecho de mamá. Darle un chupete lo ayudará a calmarse. Trata de evitar que se chupe el dedo.

Si te fijas, esta técnica ocupa lo que las madres hacemos naturalmente. Seguramente ya haces muchas de estas cosas. Es hora de que las juntes todas para lograr que tu guagua se calme y duerma como un angelito.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

2 comentarios en “Si tu guagua no para de llorar, prueba esta técnica