El poder del lenguaje positivo

Mamá e hija hablando tranquilamente y sonriendo. Hablan con lenguaje positivo.

El lenguaje positivo es reforzar la idea que queremos instalar en el cerebro de nuestros hijos. Dejar de decir siempre “¡No hagas eso!”, “¡No puedes!”, o “¡Para!”, puede ser un cambio fundamental para lograr que respondan de mejor manera a nuestras instrucciones.
Continuar leyendo “El poder del lenguaje positivo”

El poder del lenguaje positivo

foto_blog (21)

La crianza es moverse en ese delicado balance entre ser cariñoso y acogedor, sin sobreproteger y preparar para el mundo real. Hacerlo sin pasarse el día diciendo “¡No hagas eso!”, “¡No puedes!”, y “¡Para!”, es un desafío complejo, especialmente porque de tanto decirlo y escucharlo, las frases pierden toda su efectividad. Aprender a usar el lenguaje positivo puede ser un cambio fundamental en cómo logramos que nuestros hijos respondan a nuestras instrucciones.

Continuar leyendo “El poder del lenguaje positivo”