Volver al trabajo después del post natal: nunca es fácil

Volver al trabajo después del post natal: mujer trabaja frente a un computador con su hijo en brazos

Con mi primera hija el post natal aún era de 3 meses y volver a trabajar fue bastante duro. Si bien ahora hay seis meses para acostumbrarse a la idea de no estar con ellos, creo que todas las mamás vivimos con un poco de culpa ese momento. Tanto por no querer dejarlos, como por querer salir. Continuar leyendo “Volver al trabajo después del post natal: nunca es fácil”

Recién Nacido: ¿visitas a la casa o la clínica?

Mano de recién nacido agarra el dedo de una mano adulta.

La llegada de un recién nacido es un gran acontecimiento. Y todos quieren visitarlo. Algunas mujeres prefieren recibir en la clínica u hospital. Otras en la casa. Aquí las razones de cada una. Continuar leyendo “Recién Nacido: ¿visitas a la casa o la clínica?”

Reglas de seguridad: lo que todo niño debería saber

foto_blog (8)

Han llegado las vacaciones y con ellas, probablemente los paseos a lugares con muchos otros niños. Por lo mismo, nunca está de más repasar ciertas reglas de seguridad que todo niño debería saber.

Continuar leyendo “Reglas de seguridad: lo que todo niño debería saber”

Depresión infantil: la importancia de tratarla precozmente

imagen_blog-3

Logo Clinica Alemana

Un estudio reciente de la Organización Mundial de la Salud –publicado en la Revista Europea de Neuropsicofarmacología–, sostiene que entre 2005 y 2012, la costumbre de recetar antidepresivos en niños se incrementó a niveles alarmantes. La investigación mostró que durante esos siete años hubo, por ejemplo, un aumento del 54% en el Reino Unido y de un 26% en Estados Unidos.

El doctor Alfonso Correa, jefe de la Unidad de Psiquiatría Infantil de Clínica Alemana, sostiene que en Chile también se ha observado un mayor uso de antidepresivos asociado a un alza en el diagnóstico de depresión en niños, debido a varios motivos. Uno de ellos es que hoy existe mayor conciencia de que esta enfermedad puede presentarse en la infancia y las personas reconocen mejor los síntomas, por lo tanto, llevan a sus hijos al médico cuando ven conductas sospechosas.

Otra razón del aumento en el diagnóstico -agrega el especialista- es que hay una mayor prevalencia de este trastorno, debido a que hoy los niños están menos acompañados por los padres durante sus procesos emocionales, a lo que se suman mayores fuentes de estrés y sobrecarga desde el ambiente, por ejemplo, la exigencia académica. “Un tercer factor que explica el incremento es el sobrediagnóstico de depresión en pacientes que no tienen la enfermedad, sino que solo presentan sintomatología depresiva como respuesta a una situación específica, como la adaptación a un nuevo escenario o a una reacción normal frente a un duelo”, precisa.

Cuando efectivamente es una depresión, las causas son variadas, ya que influyen factores genéticos hereditarios que predisponen a esta enfermedad y otros de tipo ambiental.

¿Desde qué edad un niño puede sufrir depresión?

Puede darse desde antes del año de edad, en la medida en que existan experiencias de abandono y falta de reciprocidad en la interacción, junto con la no satisfacción de necesidades básicas, incluido el de soporte afectivo.

¿Afecta más a niños o a niñas?

Antes de la pubertad afecta por igual a niños y niñas, luego, en la adolescencia es mucho más frecuente en mujeres.

¿Cuáles son los principales síntomas a los que hay que estar atentos?

En niños, la irritabilidad es muy frecuente como expresión de la insatisfacción consigo mismos y con el entorno. También hay manifestaciones como tristeza; falta de motivación, iniciativa y energía para realizar actividades, incluso aquellas placenteras; disminución del juego, retraimiento, sueño no reparador y quejas somáticas como dolor abdominal, cefalea, entre otras.

¿Cuál es el tratamiento en estos casos?

Mientras menor sea la edad, mayor importancia tiene la modificación de los factores ambientales y relacionales involucrados en la génesis del trastorno. La acogida, comprensión, escucha activa, empatía y valoración del menor son esenciales.

Si existe realmente depresión, en la mayoría de las situaciones es necesaria psicoterapia. Se realiza psicoeducación emocional a los padres y al menor para reforzar positivamente sus capacidades de manera que crea en sí mismo y se reencante con los aspectos que le generan satisfacción, desde sus propios intereses y habilidades. Cuando se trata de depresiones moderadas y severas, especialmente en mayores de 12 años, también se indican antidepresivos.

¿Qué riesgos tiene no tratar una depresión en la infancia?

Si no se trata la depresión tiende a perpetuarse, con todo lo que ello implica: bajo autoconcepto, peor rendimiento tanto académico como social, menor desarrollo de las potencialidades, aumento del riesgo suicida, mayor frecuencia de cuadros ansiosos y conductuales, continuidad de la depresión hacia la adultez, traspaso de vivencias depresivas a sus futuros hijos, trastornos del vínculo con ellos, etc.

¿Cuáles son los riesgos de dar antidepresivos a un niño de manera innecesaria?

El primer riesgo es no tratarlo apropiadamente de forma integral y que la depresión persista por no realizar una adecuada psicoeducación y una terapia individual. Además, puede haber efectos colaterales de los medicamentos como problemas cardiológicos o gastrointestinales, alergias, desinhibición y aumento del riesgo suicida si no se da en el contexto de una terapia.

Técnicas para hacer de la TV algo positivo

Televisión

Que nuestros hijos ven televisión es un hecho y por más que los expertos digan que hay que minimizarla y ojalá evitarla por completo antes de los dos años, yo creo más bien que hay que usarla a nuestro favor e intentar que nos ayude a educar. Continuar leyendo “Técnicas para hacer de la TV algo positivo”

Cuando un recién nacido llega a la casa

blog (2)

Muchas cosas nos pasan por la cabeza una vez que nos encontramos con nuestro primer hijo en la casa por primera vez. Ya no hay matronas, enfermeras o auxiliares que nos ayuden con la tarea. Ahora somos nosotros y nuestro retoño. Continuar leyendo “Cuando un recién nacido llega a la casa”

Mi último “primer día” de Jardín

blog (2)

Mi hija menor tiene dos años y medio y ha empezado el Jardín Infantil. Llevar a mi pequeña ha traído sentimientos encontrados: es la última vez que pasaré por esto y con nostalgia recuerdo que hace casi siete años me tocó con la mayor; pero al mismo tiempo me invade la secreta alegría de ir cerrando etapas de crianza. Continuar leyendo “Mi último “primer día” de Jardín”

¿Tu hijo tiene 6? Aprovecha el beneficio Auge para cuidarle los dientes

blog

Si al igual que yo, eres mala para llevar a tus hijos al dentista, no pierdas la oportunidad de que lo atiendan como parte del programa de Salud Oral Integral del Auge. Todos los niños de 6 años tienen derecho a este beneficio y puede ahorrarte unos buenos pesos. Continuar leyendo “¿Tu hijo tiene 6? Aprovecha el beneficio Auge para cuidarle los dientes”